Creación de acceso y esperanza

Una pareja dona 2.8 millones de dólares para ampliar los servicios de internación del hospital

Para las personas con problemas de salud crónicos como la diabetes, la hipertensión y las enfermedades cardíacas, el acceso a un diagnóstico y tratamiento oportunos cuando sus afecciones empeoran puede tener beneficios profundos que cambien la vida, e incluso la salven.

En el sur de Los Ángeles, la necesidad de este tipo de servicios es grande, y la falta de disponibilidad local tiene un costo extraordinario. Hasta la fecha, el 36 % de los pacientes dados de alta del Martin Luther King, Jr. Community Hospital tienen uno o más de esos indicadores de salud de alto riesgo. Para algunos, la falta de tratamiento temprano puede ser devastadora: el hospital realiza un promedio de una amputación por semana.

Gracias a una pareja anónima que donó 2.8 millones de dólares en febrero de 2016 para ayudar al MLKCH a ampliar los servicios de internación, el hospital ha adquirido un segundo escáner de tomografía computarizada (TC) y ha creado una suite dedicada a la tomografía computarizada (TC), lo que permite a nuestros médicos ofrecer procedimientos que van desde la prevención de amputaciones innecesarias (resultado de afecciones crónicas muy comunes entre nuestros pacientes) hasta la detección temprana y el tratamiento de enfermedades cardiovasculares. Con la incorporación de la radiología intervencionista, la sala de tomografía computarizada también proporcionará a los pacientes el diagnóstico y el tratamiento de diversos cánceres y tumores benignos.

Al ampliar los servicios de internación en el hospital y agregar servicios ambulatorios para adultos con enfermedades crónicas complejas a través de su iniciativa del Programa de Cuidados Avanzados, el hospital cumple su promesa de brindar acceso a los tratamientos preventivos y que salvan vidas que nuestra comunidad necesita.

Esta visión concreta para mejorar las vidas de las personas y aumentar el acceso basado en la comunidad a la atención médica fue lo que motivó a la pareja a hacer su donación al hospital. Así lo explican:

"La oportunidad de ayudar a mejorar las condiciones de salud física de la comunidad del sur de Los Ángeles nos inspiró a hacer esta donación. Nos interesaba especialmente empoderar a quienes buscan servicios de salud a nivel local y a través de su comunidad, que de otro modo no tendrían acceso a dichos servicios. La dedicación del personal y el liderazgo del MLKCH a la salud de la comunidad es realmente cohesiva, eficaz e inspiradora".

Para reconocer el potencial que tiene su donación para ayudar a las personas a prevenir o superar las afecciones crónicas de salud, los donantes hicieron una poderosa sugerencia: añadir la palabra "esperanza" al Departamento de Emergencias del MLKCH. "En muchos sentidos, el Departamento de Emergencias es la 'puerta principal' del hospital, y la palabra 'esperanza' transmite el espíritu de lo que nuestros donantes quieren ofrecer a cada paciente que entra por esa puerta", dice Dyan Sublett, presidenta de la MLK Community Health Foundation.

"Todos los que formamos parte del MLKCH soñamos con un sur de Los Ángeles saludable y lleno de vida", dice Dyan. "'Esperanza' es una palabra que refleja ese sueño. Estamos muy orgullosos de contar con donantes que están dispuestos a crearlo. Nuestra propia esperanza es que otros se sumen".

Se está planificando un acto de inauguración del nuevo Hope Emergency Center en el MLKCH.

Categorías