Un hospital seriamente afectado recuerda la COVID

Foto del Dr. Disher colocando un pin a una empleada

15 de noviembre de 2021. La hija de Kathleen Shea, enfermera gerente del Departamento de Emergencias, tenía seis meses cuando llegó el primer paciente positivo de COVID-19 a nuestro hospital en el 2019.  Fue un momento de gran ansiedad: no se sabía mucho sobre este virus mortal, y los suministros de equipos de protección aún eran escasos.   “En ese momento, cuidar a un paciente con COVID-19 se sentía como un gran desafío.  No sabía que íbamos a seguir asistiendo a 6,920 pacientes con COVID-19 en total durante el año siguiente", recordó un 15 de noviembre en una reunión conmemorativa que se llevó a cabo en la cafetería de nuestro hospital.  

Shea recordó cuando volvió a su casa después de ese primer día aterrador relacionado con la COVID-19 del Martin Luther King, Jr. Community Hospital (MLKCH) y vio a su pequeña hija durmiendo. "En el silencio de la noche, pensé acerca de la historia que me gustaría contarle a mi hija sobre ese momento de su vida", indicó Shea.  "No quería que mi hija supiera lo aterrada que estaba su madre. Quería contarle a mi hija acerca de cuando su mamá tuvo que elegir entre hacer lo correcto o hacer lo que era más fácil, y eligió ponerse el uniforme y enfrentar los desafíos".

"Esa es la historia que le contaré algún día a mi hija.  Le contaré que cuando el mundo estaba en llamas, usamos el fuego como combustible para cuidar a las personas que más nos necesitaban", afirmó Shea.

No es posible exagerar los riesgos que asumió el personal del hospital durante el año pasado.  En el evento de hoy, se celebraron esos logros increíbles, desde el director de la farmacia, que recorrió kilómetros para obtener aquellos medicamentos difíciles de conseguir, hasta el guardia de seguridad, que tranquilizó a cientos de familiares preocupados que no podían visitar a sus parientes en cuarentena y los enfermeros y médicos que sostuvieron las manos de los pacientes terminales, pero que también lucharon por cada sobreviviente.

"Cada día vinieron a trabajar y se enfrentaron al miedo, el cansancio, el trauma emocional y cuidaron de nuestros pacientes y de nuestra comunidad, y lo hicieron de una manera increíble, señaló la Dra. Elaine Batchlor, Directora General del MLKCH.  

El asambleísta Mike Gipson (D-64) también agradeció al personal por no rendirse y por no escuchar a sus cuerpos cansados. “Se mantuvieron en esa brecha e hicieron la diferencia", dijo antes de entregar un cheque de 10 millones de dólares en créditos estatales especiales como reconocimiento por el papel desmedido del sistema hospitalario y sanitario en la lucha contra la COVID-19.

Foto de una empleada feliz y emocionada.

Gracias al personal del MLKCH y a la increíble comunidad que nos apoyó, rezó y lloró con nosotros durante la pandemia y que luego resurgió con nosotros, más fuertes.  

Puede ver el evento completo a continuación.

Categorías