Buenas noticias de salud del barbero

Nueve barberos en el sur de Los Ángeles se están asociando con MLKCH para brindarles educación de salud a los hombres en un lugar en el que se sienten cómodos: la silla del barbero.  En esta breve entrevista, Darryl Jones de la barbería Just Showin’ Off habla sobre el motivo por el que los barberos, especialmente en la comunidad afroamericana, a menudo son la mejor forma de motivar a los hombres a cuidar más su salud.

¿Qué tipo de problemas de salud ve en sus clientes?

Todos tienen problemas de salud aquí.  Lo veo con mucha, mucha frecuencia.  Ataque cardíaco. Derrame cerebral.  Mi padre murió de un derrame cerebral.  Tenía presión arterial alta.  Tenía cáncer de próstata.  Mi madre tiene cáncer ahora.  Tiene cáncer de mama en fase cuatro.  Mi hermana tiene cáncer de mama. Por lo que sí, lo veo mucho. 

Recibo más visitas relacionadas con información de salud que con cortes de pelo. Tengo más ‘pacientes’ que clientes.
 

El barbero Daryll Jones con un cliente

"Hay una desconexión entre el modo en que las personas piensan sobre los médicos y el modo en que deberían pensar sobre los médicos". Darryl Jones, barbería The Place To Be.

A menudo me dicen los síntomas y les digo qué problema es y que le informen a su médico.  Vuelven diciendo: ¿Cómo sabías eso? Bueno, leo mucho. Conozco los signos de advertencia.

Tengo clientes y ni siquiera se cortan el pelo.  Están aquí para decirme ‘esto continúa, tengo esto, esto, esto’. Los toco para ver si tienen fiebre, veo si tienen una infección.  Digo, ‘cuéntame todos tus síntomas’ y luego digo ‘cuéntale esto al médico.  Necesito que le digas exactamente así’. Porque hay determinadas palabras clave que los médicos entienden.

¿Por qué es más probable que los hombres,los afroamericanos en particular, hablen con su barbero y no con su médico?

En mi comunidad, las personas tienen miedo de los médicos porque solo tienen malas noticias. Y tienen malas noticias porque la gente tarda 10 años en ir a verlos.  Entonces, por supuesto que va a haber malas noticias.  Por lo tanto, hay una desconexión entre el modo en que las personas piensan sobre los médicos y cómo deberían pensar sobre los médicos.

Y luego, cuando uno va al médico es tan apresurado.  Solo tienes 10 minutos para contar lo que pasó en el último año.  No tienes mucho tiempo.  Si no les cuentas dentro de ese tiempo, el médico solo te dirá que regreses en seis meses. Pero el paciente no regresa porque el médico no hizo nada. El paciente sigue sintiendo lo mismo. Entonces dice: “¿Para qué voy a volver?”

De eso se trata en última instancia: confianza. Porque si confías en alguien, harás lo que dice o confiarás en lo que dice.  Estarás más apto para hacerlo porque confías en esa persona.  Es la relación personal que los barberos tienen con las personas que han estado viendo por años y años.  Hace que las malas noticias sean más fáciles de digerir.

¿Qué les dice a sus clientes para hacerles cambiar de opinión?

No intento hacerles cambiar de opinión.  No es mi trabajo. Les doy la información para que ahora ellos sean responsables de ella.  Si lo hacen, lo hacen.  Si no lo hacen, está bien también.

Pero si está enfermo y se cae de la silla del barbero, no puede decir ‘¿por qué me pasó esto?’. Sabe porqué le pasó.  Le di el motivo por el que pasó. 

Cuando tengo clientes, si alguien entra y no tiene buen aspecto, le pregunto ‘¿qué te sucede?’.

Normalmente me cuentan lo que sucede.  Led pregunto, ‘¿has chequeado esto o aquello con tu médico?’.

Algunas veces dicen que no tomaron sus medicamentos.  Les digo: ‘Te voy a arrastrar afuera si te caes de tu silla.  ¡Porque no permitimos que las personas se desplomen de la silla aquí!’ Hago un chiste con eso: ‘¡No voy a hacer respiración boca a boca, así que mejor toma tus medicamentos!’ Los molesto con eso.

Lea más sobre Man Up!: www.mlkch.org/ManUp

Su salud

Noticias